Ya han comenzado a practicar deporte adaptado los chicos y chicas del Centro de Psicodeficientes de PRODE.

Es una satisfacción y una alegría ver a estas personas realizar actividad física como cualquier otra persona, ver como se divierten, como disfrutan, como aprenden y por supuesto, como cuidan su cuerpo de igual manera que todas las personas que realizan actividad física.

Para el centro deportivo La Dehesa es un orgullo inmenso poder contar con la visita de estos chavales y poder disfrutar de su sonrisa cada vez que realizan actividad física.

La compensación que se obtiene cuando se ve disfrutar a personas con discapacidad no se puede comparar con ninguna otra compensación.