beneficios-del-ciclo-indoor

El ciclo indoor, además de ser divertido, nos proporciona numerosos beneficios para la salud.

Tiene una gran aceptación a nivel del usuario. Una clase de spinning puede variar desde una media hora de pedaleo suave sentado y con una resistencia muy baja a una sesión de fuertes cambios de ritmo y alternando de pie y sentado. Esto hace que pueda ser practicado por la mayoría de las personas indistintamente de su nivel de preparación física.

Trabaja principalmente el tren inferior del cuerpo, es decir, las piernas y los glúteos, aunque también involucra como músculos secundarios, o con menos esfuerzo, los del tren superior.

Cuanto mayor sean las pulsaciones del corazón, más son las calorías que se están quemando, aunque también depende de otras variantes como el peso o el sexo de la persona que lo practique.

El corazón, con el ejercicio aeróbico se agranda y se fortalece por lo que cada latido lo hace más potente y puede trasladar más sangre al resto del organismo. También aumenta el calibre de las arterias coronarias ayudando así al corazón a ser más eficaz en el trasporte y retorno de la sangre y a reducir la tensión arterial, por lo que todo el organismo sale beneficiado.

El ciclo indoor, al ser una actividad de alta intensidad de entrenamiento, nos ayuda a eliminar estrés y, por lo tanto, disminuye la ansiedad, produciéndonos una sensación de bienestar y relajación una vez terminada la sesión.

Es una de las actividades cardiovasculares más efectivas para perder peso de forma rápida y de bajo impacto. Cualquier persona con una capacidad cardiovascular aceptable puede practicar ciclo indoor, no requiere una gran coordinación.

Te hace centrarte en los ritmos de la música para acompañar la pedalada y olvidarte de todos tus problemas.

Por eso, ¡practica ciclo indoor!