Tumba metabolica

La famosa “tumba metabólica” es lo que muchas personas sufren en sus dietas,  comunmente se le llama así, pero su nombre real sería termogénesis adaptativa, también se le llama en ocasiones metabolismo dañado.

A muchas personas les pasa, hacen dietas hipocalóricas (comer menos kcal de las que consumimos) y la pérdida de grasa ya no es la que era al principio o prácticamente es inexistente.

La tumba metabólica se da en muchísimas ocasiones, debido a que hacen una dieta demasiado restrictiva, esos déficits calóricos enormes son los que al principio nos hacen bajar de peso muy rápido (1kg o 2 por semana) y después no logramos bajar más, incluso algunas veces recuperamos ese peso y empezamos un círculo vicioso en el que el factor psicológico también entra en juego.

Ejemplo: una persona que necesita 2.000 kcal/día (metabolismo basal + actividad física) y basa su dieta en unas 1.000 kcal/día.

Le ocurrirá que al principio su perdida de peso será bastante grande, semana tras semana verá como esa pérdida se va reduciendo, hasta llegar a no perder nada. Es muy posible que esta persona se desmotive y abandone la dieta o también es posible que esta persona se ponga a hacer más cardio y a basar su alimentación en pollo-lechuga-agua, por lo que al final se unirá el factor psicológico y el físico y abandonará la dieta.

Por lo tanto es importantísimo no crear déficits calóricos de más de 500 kcal/día.

Hay que decir que siempre que haya un déficit calórico, por pequeño que sea, se verá reducido el peso, ya que ahí entra en juego la ley número 1 de la termodinámica (la energía no se crea ni se destruye)

Ruta metabolica 2

CONCLUSIONES

  • Prestaremos especial atención, ya que ese estancamiento es muy probable que se deba a que estamos gastando menos kilocalorías de lo que creemos, o que nuestra ingesta calórica es igual o mayor al gasto calórico diario.
  • Debemos tener en cuenta que a medida que vayamos perdiendo peso, nuestro requerimiento calórico descenderá. Lo ideal sería volver a calcular nuestras necesidades calóricas diarias (en próximos artículos veremos cómo realizarlo), volver  a ajustar esa dieta de nuevo, siendo hipocalórica si lo que perseguimos es bajar de peso, pero nunca con déficits muy grandes, como ya hemos dicho antes máximo 500 kcal/día.
  • El ejercicio físico es muy importante y lo ideal es su combinación con el trabajo de pesas.
  • Cheat Meal: Es el día trampa, personalmente recomiendo mucho que las personas que están cuidando su alimentación, un día a la semana realicen un “cheat meal”, eso no quiere decir que durante un día entero coman lo que les apetece ya que lo ideal es que ese día trampa solo sea una comida trampa.

Hay muchísimos beneficios dentro de el campo metabólico, pero los beneficios más importantes son en el factor psicológico, liberándonos de el estrés de la dieta.

Fran Medina – Monitor de Sala / Entrenador Personal – La Dehesa CD